Powered by JLSuperBanners
  • default color
  • color1 color
  • color2 color
  • color3 color


 

INTERNACIONAL

NEDELJKO JOVANOVIC



33 años, eres de León, allí supongo que empezaste a jugar a esto del Balonmano.

En Algeciras te hemos conocido, te hemos disfrutado, pero queríamos conocer un poco más de ti.  ¿Cómo fueron tus inicios en esto del balonmano?¿ Hubo algún otro deporte en tu inicio de carrera?
No, desde luego el balonmano fue una decisión mía, pero cuando era pequeño mi padre me llevaba primero a natación, para desarrollarme bien, Pero cuando yo conocí el balonmano empecé  a dedicarme y a pensar sólo en ello.
¿Cuándo dices “yo puedo vivir de esto”?
Pues sinceramente nada más empezar, con 14-15 años ya durmiendo en la cama por la noche me imaginaba y pensaba “esto es lo que yo quiero”, “esto es lo que voy a hacer”, “quiero ser uno de los mejores del mundo y vivir de ello”. Pero estas cosas son sueños de un niño cuando realmente no es consciente de lo que hay que hacer para llegar a estas alturas.
¿Tus primeros equipos? Supongo que el equipo de tu casa, de tu tierra
Todo empezó prácticamente en la escuela. Un profesor de la escuela me mandó a un club donde él tenía unos amigos que eran entrenadores. Era un equipo de tercera división de la antigua Yugoslavia.Se llama Sinjelich. Es un club deportivo que también tiene sección de fútbol, de voleibol y de balonmano en aquellos tiempos, es un club pequeño y humilde.
Después de retirarte como jugador ¿Qué te marca más, un entrenador de tus inicios o uno con el que has conseguido lo máximo en el mundo del balonmano?
Desde luego que es  una persona que al principio te atrae, te conecta y te enseña cosas que te enamoran. Por ejemplo, siempre teníamos unas charlas antes del entrenamiento en las que nos hablaba, nos preguntaba qué tal en la escuela, cómo te ha ido el día, de una manera humana. Nos ha atraído mucho esta persona que hoy en día todavía vive pero ya no trabaja en balonmano. De vez en cuando estamos en contacto varios de los de aquella época. El balonmano es un virus y si no lo sientes, si no lo amas, no puedes vivirlo de verdad.
¿Qué quitarías de tu carrera deportiva?¿Cuál ha sido la etapa menos brillante?
Sí,  han existido momentos malos. Esto se lo debo sobre todo a mi carácter, al trato que algunas veces he tenido en el campo bien con árbitro o bien con jugadores del equipo contrario. Si volviera a nacer empezaría otra vez con el balonmano pero quitaría esas cosas malas que pueden perjudicar.
¿Cuándo llegas a España por primera vez?
En el año 93.
¿Qué te atrae del balonmano español?
Habiendo  jugado en otros países, en Austria, en Alemania,  creo que España es el país donde uno tiene más libertad para demostrar sus cualidades individuales. Los entrenadores españoles lo permiten y los jugadores compañeros lo aceptan también,  esto es una cosa que tiene mucha importancia y mucho peso a la hora de desarrollarse.
Sé  que te identificas mucho con España. ¿Qué te parece que el mundial venga para acá  en 2013?
En cuanto me enteré llamé  a José María Fernandez  para felicitarlo,  también soy muy amigo de Valero Rivera y  le felicité   también. Creo que es una cosa muy importante en este momento de crisis para que España otra vez pueda centrarse en este deporte y fortalecer la liga. Digamos que el balonmano español pueda tener la fuerza y la economía que ha tenido a lo largo de los años.
Cuando llegas por primera vez a Algeciras ¿qué proyecto te venden?. Supongo que fue el propio José María Fernández el que te dijo “vente para acá que vas a ser el líder de este equipo…
En primer lugar me gustaría decir que no se me ha vendido nada. Se me presentó primero un gran señor, un señor que ama el balonmano, ama el deporte, ama a los niños sobre todo. El club estaba en una situación afortunada, de poder hacer un equipo grande y hacer algo importante para en balonmano en Algeciras y para Andalucía en general. Era un punto importante junto con los jugadores que vinieron también de la división de honor. Me impliqué totalmente con este proyecto y decidí  venir aquí, aunque eran unos años donde podía mirar un poco más por dinero y mantenerme en división de honor. pero en aquel momento  decidí  quedarme aquí, con la cabeza bien limpia y con las ideas claras.
Luego regresas a Algeciras y sufres también el palo más grande que se ha llevado esta afición, con el descenso y la desaparición posterior.
Yo realmente no tenía idea de lo que estaba ocurriendo en el balonmano en Algeciras hasta que no vine aquí después de tanto tiempo,  y vivirlo en la propia carne, que el club prácticamente dependía de uno o dos partidos. Desgraciadamente, el alcalde de aquel entonces, que gracias a Dios se ha ido hace poco, no tuvo sensaciones, no tuvo amor, y no tuvo sentimientos por este deporte  y por muchos deportes más.
Actualmente ya no juegas a balonmano, desde mayo.
Sí, después de irme de Algeciras me fui a Austria, dos años y medio y luego esta última temporada estuve en Serbia, jugando en un equipo que fuimos campeones y ganamos la copa. Estuvimos también en la Recopa de Europa jugando varios partidos. Desgraciadamente también hubo problemas allí con el dinero y la economía, total, con la crisis que hay en el mundo. Pero desde mi punto de vista, teniendo 40 años ya era la hora de acabar ya. Creo que he tirado muchísimo de todo lo que tanto quería y puedo dar por satisfactoria la carrera que tuve.
¿Te ves, por tu carácter, por tu forma de ser, por como vives el balonmano, sentado en un banquillo?
Mucho tiempo he pensado que no es algo para mí y en el fondo no lo deseaba, pero dadas las circunstancias de la vida, 20 o 23 años jugando a balonmano y viviendo de ello, y sufriendo, y disfrutando,  dedicarme a otra cosa ahora mismo sería como empezar de cero con 40 años, es muy difícil. Así que me lo estoy planteando poco a poco, conseguir un diploma y ver dónde puedo encontrar un hueco. Creo que sería una pena no seguir aportando a lo que realmente me llevo dedicando y a lo que puedo.
¿Qué se siente siendo uno de los diez mejores jugadores de la historia del balonmano?
Desde luego que estoy muy contento, muy feliz y orgulloso de haber tenido la oportunidad de hacer un juego, al fin y al cabo es algo que me ha encantado, algo que he decidido cuando he sido pequeño y es algo que amo. Poca gente hoy en día trabaja en lo que ama y conseguir tanto éxitos como he conseguido a nivel nacional, de los clubs donde he jugado y más con la selección, yo creo que puedo estar más que satisfecho, más que lleno y feliz.
 


Jesús Montilla

Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners
     Patrocinadores: