Powered by JLSuperBanners
  • default color
  • color1 color
  • color2 color
  • color3 color


 

 

Has sido un jugador de muchísima calidad pero también de mucha fuerza. Los más pequeños quieren trasladarte una pregunta: ¿A qué edad debe empezar a trabajarse ese aspecto dentro del balonmano?

Ahora mismo el mundo del Balonmano está mucho más preparado en todos los sentidos, en aspectos técnicos, tácticos y de medicina también. En mi opinión siempre es aconsejable que hasta los 16 años los chicos no empiecen a trabajar con pesas. Se puede empezar a cualquier edad a hacer flexiones, a trabajar con el propio peso, el trabajo con gomas, siempre bajo supervisión de una persona mayor.

Que siempre tengan la orientación de un adulto, ¿no?

Claro, siempre es mejor que haya un adulto y que les explique cómo hay que hacer porque a estas edades muchas veces no controlamos nuestro cuerpo y cometemos muchos errores al querer ser más fuertes mucho antes y lo que hacemos es que desequilibramos nuestro desarrollo. Yo puedo decirlo con total tranquilidad porque tengo a mis hijos, trabajo mucho con jugadores jóvenes, de 16, 17 ó 18 años y ves ahí todos los defectos que influyen en el desarrollo de la gente joven.

Te sigo trasladando preguntas de la cantera del Club Balonmano Ciudad de Algeciras. ¿Cuál es la mejor manera de defender a un jugador más alto, más corpulento y con más peso que tú?

En el balonmano, defensivamente hablando, aparte de jugar bien tácticamente en defensa es intensidad. No siempre puede jugar sólo gente alta al balonmano, afortunadamente. La gente pequeña tiene que estar con el tiempo, mejor desarrollada físicamente, por supuesto, y ser muy fuertes, pero también la actitud, las piernas anticipándose a las personas que son más capacitadas físicamente. Ahí el entrenador debe utilizar una estrategia de defensas más abiertas, porque con gente de 1´80 y 1´90 es imposible montar una defensa 6-0.

A la hora de que un chaval empieza jugar a balonmano supongo que la ilusión de cada uno de ellos si no es portero es marcar goles. ¿Cómo se le inculca a un chaval que una de las cosas más importantes en el balonmano es una buena defensa?

La verdad es que es difícil porque todos sabemos que la mayoría de los periodistas, la gente, todo el mundo y todos los entrenadores se fijan mucho más en los que meten goles, porque es más agradable. Es el trabajo mas desagradable, yo por ejemplo tengo a unos especialistas como Didier Dinart, como Viran Morros, con los que es una gozada trabajar y ver como ellos disfrutan defendiendo. Yo creo que ahí está mucho el acierto de los entrenadores, saber explicar a los chicos que quienes defienden bien disfrutan de un trabajo un poco más oscuro, más sucio y que no se aprecia. Pero yo estoy seguro que jugadores como he dicho como Didier Dinart, como Viran Morros son jugadores que marcan diferencias.

Como no te podemos trasladar todas las preguntas de cada uno de los chicos de la cantera, ¿podrías dar un consejo a cada una de las posiciones?

Más que nada, en estas Edades, si son ya cadetes los puestos están más definidos, pero en mi opinión lo más importante que yo les diría a todos ellos es amar este deporte, querer jugar, darlo todo y siempre creer que un día se puede conseguir. Yo por lo menos siempre he creído que tarde o temprano en la vida consigues tus objetivos. Yo no he sido ni grande ni fuerte en este mundo del balonmano, pero mis ganas e intentar superarme en cada entrenamiento me han ayudado a llegar a lo más alto. Por eso yo lo que les aconsejo es que disfruten y que se esfuercen entrenando.

Hemos visto tus cualidades como jugador. ¿Y como entrenador cómo te defines?

Es algo difícil de explicar porque eso creo que lo llevas desde que todavía eras jugador.Hay jugadores que son muy observadores y jugadores que en el futuro van a tener la vocación de ser entrenadores. Yo desde luego he tenido la suerte de haber tenido muchísimos entrenadores buenos, y de cada uno de ellos he intentado aprender algo, Vas apuntando lo que te ha gustado y lo que menos te ha gustado. Así creo que puedes tener tus ideas mucho más claras. Ahora ya no soy tan novato como era hace 5 años cuando empezaba en los banquillos, me siento mucho mejor pero sigo pensando que todavía tengo que mejorar mucho y que todavía cometo errores que poco a poco cada vez me cuestan menos solucionar, porque ya cada vez voy sintiéndome mejor y más cómodo en los banquillos. Definirme a mí mismo es difícil porque cuando tú ves un partido, cada uno de los entrenadores vemos las cosas de forma diferente, de un equipo ves como ataca, a otro cómo lo defenderías. Por ejemplo, yo no soy partidario de defender en 6-0 porque no digo que sea mejor ni peor defensa, pero me parece un poco más competitiva la defensa abierta. Los ataques me gustan más, doy órdenes descriptivas más que nada para definir en dos palabras.

¿Te apoyas mucho en las nuevas tecnologías para llevar tu trabajo como técnico?

No, la verdad es que no. Las tecnologías son lo más fáciles, porque por mucha tecnología que nosotros tengamos creo que si en la práctica no eres capaz de trasladarlo es mucho más difícil. Yo soy más de la pista, prefiero estar muchas horas al día en la pista con el equipo. Las tecnologías nuevas por supuesto son buenas, son magníficas pero yo soy más partidario de ver vídeos, de dar mucha información a los jugadores viendo los vídeos y entrenar en el campo.

¿Qué has sentido entrenando a tu hijo? ¿Es mejor que el padre?

Yo creo que la mayor desgracia para mis hijos, y sobre todo para mi hijo mayor es ser hijo de quien es. Están bajo una supervisión muy concreta y es muy difícil para ellos pero yo estoy seguro de que son unos chicos magníficos que intentan hacerlo bien, y mi hijo mayor tiene posibilidades. El otro si llegará o no a ser buen jugador es algo que no me preocupa porque lo más importante para un padre es que su hijo sea en primer lugar buena persona.

¿Qué expectativas tiene para esta temporada en Balonmano Ciudad Real?

Estar en un club grande como el Ciudad Real o como el Fútbol Club Barcelona se trata siempre de luchar por los títulos y por cada competición en la que participamos. Por eso nosotros queremos ir partido a partido, llegar lo más lejos en todas las competiciones y por supuestoganar todo lo que juguemos.

¿Alguna vez te gustaría sentarte en el banquillo de la selección española, en un país que tanto reconoce tu trabajo y que tanto te quiere?

Por supuesto. No es que el país reconozca mi trabajo, yo soy un español más, por eso siempre lo digo, a mi no me hace falta que me reconozcan nada y estoy seguro que el sueño de cualquier entrenador es poder sentarte en los Juegos Olímpicos con tu país e intentar ganar el oro ,pues es lo máximo, el máximo sueño, diría yo, en la vida de cualquier profesional. Para el mundo del balonmano los Juegos Olímpicos son lo más importante, es decir que yo encantado, y para eso estoy trabajando, para poder algún día llegar a ser seleccionador y por supuesto las metas van a ser ir a Juegos Olímpicos e intentar ganarlos.

En España el balonmano está muy afincado, tiene muchas raíces, pero un poquito más de promoción tampoco vendría mal. ¿Tiene Talant Dujshebaev la fórmula para que el balonmano llegue a más pequeños, a más colegios, y que tenga más practicantes en el país?

Sin duda yo creo que ahí está el ejemplo del baloncesto, que ha mejorado en los últimos años en ese sentido. A la hora de la verdad de competir con el baloncesto o con fútbol es difícil pero ellos lo están consiguiendo. Nosotros no tenemos que envidiar nada a nadie porque está claro, para un país de 40 y pocos millones de habitantes tantos deportes en que todo el mundo quiere ganar todo, porque el deporte español está en estado de gracia para mí, ya que tenemos campeones en casi todas las disciplinas y ahora con fútbol es algo que hemos tocado el techo. Por eso creo que no hay que ser conformistas, está bien dónde estamos y como estamos pero también hay que sacarlo a la calle. Los entrenadores y todos los que vivimos en el mundo del balonmano tenemos que ayudar, llevar a las masas sociales, sobre todo a los más jóvenes, a los colegios, organizando y participando en todos los eventos que se pueda. Es la única forma, a través de los niños que luego con el tiempo se convertirán en adultos. Yo creo que la mayor fuerza la tienen los jóvenes en los colegios.

Para finalizar Talant, Algeciras es una ciudad que durante algunos años disfrutó de balonmano de élite pero que tiene una tradición de más de 30 años de balonmano en la ciudad. Hace poco tiempo el Club Balonmano Ciudad de Algeciras comenzaba a dar sus primeros pasos, hace también menos de un año estaba por aquí Manolo Cadenas impartiendo un “clínic” que despertó el interés de muchísima gente, que quedaron maravillados del paso de Cadenas por la ciudad. También piden si algún día en su apretada agenda Talant Dujshebaev podría estar con los chavales de Algeciras. ¿Sería posible realizar la ilusión o no?

Por supuesto, yo siempre digo que en todo lo que se pueda ayudar al deporte en una ciudad donde el balonmano creo que ha tenido un lugar privilegiado siempre se intenta. Lo que pasa es, como siempre digo que con una agenda tan apretada durante todo el año los compromisos que tienes con la Federación Internacional y la Europea es muy difícil, pero yo nunca lo descartaría.

Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners Powered by JLSuperBanners
     Patrocinadores: